top of page

Creature Feature #4 El mono Carablanca


Capuchino en El Fenix | Finca Bellavista de Gianfranco Gómez

Hay cuatro especies de monos en Costa Rica, pero solo dos son comunes en la Zona Sur, y ambos se ven regularmente en la comunidad de Finca Bellavista. Las dos especies más grandes, el aullador de manto y el mono araña centroamericano se encuentran en la península de Osa. Uno de los mejores lugares para ver las cuatro especies es la Estación Sirena en el Parque Nacional Corcovado.


En Finca Bellavista vemos monos ardilla de espalda roja con bastante frecuencia. Les gusta especialmente el bosque secundario, por lo que tienden a encontrarse en la cresta y en el borde del bosque. El capuchino cariblanco es común tanto en bosques maduros como secundarios y es el tema de este blog. Los capuchinos son los monos más inteligentes del Nuevo Mundo. Pueden reconocer plantas que son eficaces antisépticos, fungicidas o repelentes de insectos. Recolectan estas plantas y las frotan en su pelaje.



También recolectan chinches y hormigas carpinteras, y se untan con los compuestos químicos que estos insectos usan para defenderse. ¡Incluso se sabe que roban toallitas antibacterianas a los turistas!


Los capuchinos tienen colas prensiles que funcionan como una quinta extremidad. En un viaje en barco de Sierpe a Sirena, nos detuvimos en el estuario del río Térraba para observar un grupo de capuchinos. Estaban descendiendo a las ramas bajas y sumergiendo sus colas en el agua, luego enroscándolas para chupar el agua. Estos cursos de agua están llenos de caimanes de anteojos y cocodrilos americanos, los cuales representan un peligro para los capuchinos. Al beber de la cola es menos probable que pierdan la vida, ¡aunque no es raro ver a un capuchino sin cola! En regiones muy secas como Lomas Barbudal, en el noroeste del Pacífico, los capuchinos han aprendido a usar este método de beber para obtener agua de los agujeros profundos de los árboles, donde sus manos simplemente no alcanzarían.


Rara vez veo capuchinos de cara blanca en mi casa del árbol, El Fénix, pero mis invitados los ven a menudo. Una vez, en un paseo por el bosque, vi a un grupo de capuchinos que se habían encontrado con un perezoso de tres dedos de garganta marrón. El perezoso somnoliento apenas fue perturbado cuando los monos se acercaron para tocarlo, pero pronto los monos retrocedieron, limpiándose con aparente disgusto. Estos perezosos tienen polillas que viven en su pelaje, y las polillas habían volado sobre los monos, ¡lo cual no les gustó! Así que dejaron en paz al perezoso.




Aunque siempre es genial ver a estos monos inteligentes, es importante no darles de comer, ya que aprenden a abrir puertas e incluso neveras con bastante rapidez.


por Fiona A. Reid


propietario de la casa del árbol El Fenix y Sylvan Camp and Falls

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page